En China se consolida la moda del sexo compartido por vivienda

Los bajos salarios llevan a las obreras a tener que compartir piso y amantes. Y además pagar por su satisfacción sexual

Una de las capitales industriales de China, Dongguan, se ha convertido en la capital del sexo grupal gracias a una nueva tendencia que crece en Asia: compartir las parejas y obligar a las mujeres que paguen por su satisfacción en la cama.

Dongguan, ubicada al suroeste del país, es una comarca gobernada por los hombres. El hecho se ha masificado gracias al éxito económico de este cinturón industrial de la mayor economía emergente y la segunda del mundo.

Miles de mujeres llegan a la ciudad en busca de trabajo y allí se encuentran con una situación nueva: apenas conocen a un hombre, éste les propone compartir la cama con amigos. También les piden dinero a cambio de tener relaciones sexuales.

“La mayoría de las mujeres jóvenes que participan en estas generalizadas relaciones abiertas son trabajadoras fabriles con sueldos bajos que esperan poder casarse con un hombre en un futuro cercano”, explica Qin Xie, periodista del Daily Mail.

“Como a las jóvenes de las fábricas solamente se les asignan dormitorios compartidos con otras mujeres, muchas se han mudado a alquilar habitaciones en la ciudad”, relata Xie.

El precio de las viviendas está muy por encima de los salarios, lo que ha tenido un efecto decisivo en las nuevas conductas.
“Para ahorrar en el alquiler, algunos incluso están obligados a compartir habitaciones con otras parejas, en un espacio dividido sólo por unas cortinas de tela improvisadas”.

La consecuencia directa es el poliamor . Para in varón chino que se precie de tal, “es vergonzoso tener una sola novia”, especialmente en el actual estado de cosas.

La miseria y falta de liquidez es también responsable de que cada vez más jóvenes opten por compartir gastos con sus parejas, y cuantas más parejas se tienen menos se paga”.

“Las jóvenes amantes deben turnarse para ir a pasear o para copular con el novio compartido”, ejemplifica.

En el artículo original varios hombres relatan cómo es vivir con varias parejas y los curiosos métodos que utilizan para coordinarse en el día a día.
Li Bin afirma que tiene tres novias pero que cada una tiene su papel: Convive con una, tiene una relación romántica con otra y la tercera es su amante. “Todas se conocen entre sí”, apunta.

“Mi tercera novia trabajaba cerca. A menudo la veía triste así que un día fui a hablar con ella y me propuso que empezásemos a salir. Le dije que ya tenía dos novias y no podía tener una tercera, pero que podíamos ser amantes. Y ella aceptó”.

 

Fuente:

http://www.subrayado.com.uy/Site/noticia/48386/en-china-se-consolida-la-moda-del-sexo-compartido-por-vivienda

0.

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.